sexta-feira, 10 de abril de 2009

EL BESO - Manuel María Flores

Moisés Gonzalez- Recriação de Klimt


La luz de ocaso moribunda toca

del pinar los follajes tembladores;
suspiran en el bosque los rumores
y las tórtolas gimen en la roca.

Es el instante que el amor invoca,
ven junto a mí; te sostendré con flores,
mientras roban volando los amores
el dulce beso de tu dulce boca.

La virgen suspiró; sus labios rojos
apenas, ¡Yo te amo! murmuraron,
se entrecerraron lánguidos los ojos,

los labios a los labios se juntaron
y las frentes bañadas de sonrojos,
al peso de la dicha se doblaron.


Um comentário:

Gui disse...

O erotismo é poesia...e da boa. Acho eu. Lindo este blogue querida Inês.